Costillitas con Vino y Nata

Descubre Su Número De Ángel

Short Ribs With Wine

Una cena sencilla pero muy elegante, perfecta para el otoño. (Si nunca ha probado las costillas cortas ... tiene que hacer esto alguna vez). Publicidad - Continúe leyendo debajo de los rendimientos:6porciones Tiempo de preparación:0horas10minutos Hora de cocinar:3horas0minutos Tiempo Total:3horas10minutos Ingredientes12 Shortribs enteros Sal y pimienta para probar 3 cucharadas Aceite de oliva 1 c. Vino tinto 32 oz. caldo de carne líquido o caldo de carne 2 cucharadas. Romero Fresco Picado 2 cucharadas. Mostaza granulada 1 c. Crema espesa 2 cucharadas. Alcaparras (¡más si quieres!) 16 onzas. peso Setas surtidas: Cremini, Oyster, Baby Bellas, Etc. Aceite de oliva, para rociar Ramita de romero, para ser eleganteEste módulo de compra de ingredientes es creado y mantenido por un tercero, y se importa a esta página. Es posible que pueda encontrar más información sobre este y contenido similar en su sitio web. Instrucciones Caliente el aceite de oliva en una olla pesada a fuego alto. Espolvoree las costillas por ambos lados con sal y pimienta. Dorar rápidamente ambos lados de las costillas, usando pinzas para darles la vuelta a la mitad. (Solo dore alrededor de 1 1/2 minutos por lado). Retire las costillas cortas a un plato.

Vierta el caldo de carne y vino en la olla. Agrega romero. Revuelva para combinar, raspando el fondo de la olla para desglasar. Regrese las costillas cortas a la olla, reduzca el fuego a bajo, luego cubra la olla y cocine a fuego lento durante 2 1/2 a 3 horas. (También puede poner la olla en un horno a 300 grados si prefiere no hervir a fuego lento en la estufa).

Después de que se hayan cocinado, retire con cuidado las costillas de la olla nuevamente. Agregue la mostaza, la crema y las alcaparras, luego suba el fuego y deje que burbujee y hierva suavemente durante un buen par de minutos, o hasta que espese un poco. Pruebe y agregue más sal y pimienta si es necesario. Regrese las costillas a la salsa, tape y apague el fuego.

Para asar los champiñones, precaliente el horno a 400 grados. Coloca los champiñones en una sola capa sobre una bandeja para hornear. Rocíe con aceite de oliva y espolvoree con sal y pimienta, luego ase los champiñones hasta que estén dorados, aproximadamente de 15 a 20 minutos.

Sirva las costillas encima de los champiñones, luego rocíe con salsa de crema extra. Agrega una ramita de romero si quieres ser elegante.

Esto es absolutamente divino.

Creo que he establecido que estoy obsesionado con las costillas cortas. La primera vez que probé uno, me desmayé por la pura y lenta felicidad de todo. Las costillas, contrariamente a lo que muchos podrían suponer, no están en la misma categoría de las costillas que la gente fuma y frota en salsa barbacoa. En realidad, no se parecen en nada a esas costillas. La única forma en que puedo describir las costillas es que se parecen un poco a la carne asada en un palito, solo la mejor, más suculenta y sorprendente carne asada que jamás hayas probado en tu vida.



Tengo una receta de costillas estofadas aquí en mi sitio, y una con una salsa más a base de tomate. Este está bajo el paraguas de la salsa vino / cremosa / tan malditamente buena, y puede que sea mi favorito.



Dado que la salsa de crema era tan rica y decadente, decidí no seguir la ruta del risotto o el puré de papas o la polenta o la pasta. En cambio, los puse encima de algunos hongos asados ​​de Oklahoma y terminé el día, dándome una palmada en la espalda por tomar una decisión tan saludable.

como se hace el té al sol

Ejem.



Estas son costillas cortas. Ya estoy emocionado.


Espolvorea ambos lados con sal y pimienta ...




Luego, dórelos en una olla pesada a fuego muy alto.


Esto solo tomará un par de minutos, solo los estamos quemando en este momento.


Cuando estén chamuscadas, saca las costillas de la olla por un minuto y vierte el vino tinto ...


Y caldo de res. Revuélvelo y raspa el fondo de la olla para aflojar todos los pedazos mágicos del cielo.


Regrese las costillas a la olla, luego (uy, olvidé hacer esto antes) agregue el romero. Revuelva todo un poco con una cuchara grande, luego ponga la tapa, reduzca el fuego a bajo y cocine a fuego lento durante aproximadamente 2 1/2 a 3 horas. Las costillas son como asado o pechuga o cualquier carne cocida a fuego lento: hay que cocinarlas a fuego lento y lento para que los tejidos conectivos se disuelvan y todo se vuelva tierno y malvado, donde mal significa irresistiblemente delicioso.


En algún momento durante el proceso de cocción lenta, arroje un montón de champiñones en una bandeja para hornear. Por lo general, solo hago creminis o botones blancos, pero estos son una variedad de hongos locos y extraños ... ¡y todos se cultivan aquí en Oklahoma!

Publicaré más sobre esto en otro momento. Estoy tan obsesionado con los champiñones como con las costillas.

De todos modos, asa los champiñones como siempre lo harías: rocíalos con aceite de oliva, espolvorea un poco de sal y pimienta y tíralos al horno a 400 grados durante unos 20 minutos.

duende en el estante ideas divertidas

Quieres que sean bonitos y de color marrón dorado, así que hazlo todo el tiempo que necesites. Quiero casarme con estos hongos, los amo mucho.

Creo que estaríamos muy felices juntos.


A continuación, saque los trozos de amor ardiente de la olla y colóquelos en un plato durante un minuto. Deben ser tan tiernos que parecerán que se desmoronan si los miras de forma extraña.

Veo que también hiciste tartas de grosella. Me pregunto si son tan ligeros como los míos. A los míos les hubiera gustado volar si los hubieras hecho.

Si puedes nombrar esa película, tendrás mi admiración para siempre.


Ahora, volvamos a la olla. Agregue algunas alcaparras, que olvido aproximadamente el 95% de las veces, pero cuando recuerdo recordarlas, me alegro mucho de haberlo hecho.

Las alcaparras son raras. Y maravilloso.

Y raro.


A continuación, porque le dará a todo un sabor agradable, agregue un poco de mostaza: Dijon, granulado ... cualquier cosa menos el amarillo neón servirá.


Luego rocíe un poco de crema espesa. De repente, todo cobra perfecto sentido.


Ahora simplemente hierva esto suavemente y deje que se espese durante un par de minutos.


Y ... estoy muerto. Esto se ve (y sabe) (y huele) tan ding dang maravilloso. Vino, carnoso y romero.


¿Puedes usar jugo de limón en lugar de extracto de limón?

Cuando esté listo para servirlo, apile algunos champiñones en el plato ...


Luego intente hacer una montaña con un par de costillas y rocíe con salsa de crema adicional. Santo ... ayuda.

Ah, y estoy seguro de que me alegro de haber decidido no servir esto con nada que engorde, como polenta de queso de cabra o pasta de cuatro quesos. Me gustan las opciones saludables, como puede ver.

No.

Al final, puede espolvorear un poco más de romero picado ... o simplemente puede colocar una ramita allí para darle un toque extra.


Pero la fantasía realmente no importa. Todo lo que realmente importa es que cuando pruebes el bocado de estas costillas ... tu vida cambiará para siempre. Especialmente si nunca antes comiste una costilla.

Es una de mis cosas favoritas en todo el mundo.

Aquí está el práctico imprimible:

Este contenido es creado y mantenido por un tercero y se importa a esta página para ayudar a los usuarios a proporcionar sus direcciones de correo electrónico. Puede encontrar más información sobre este y contenido similar en piano.io Publicidad - Continúe leyendo a continuación