Fomento de los versículos bíblicos sobre la esperanza

Encouraging Bible Verses About Hope

Los versículos de la Biblia sobre la esperanza están destinados a aquellos que están abatidos y perdieron la motivación hacia su vida o sus metas.



Todos hemos pasado por las situaciones más esperadas de la vida. Debe saber una cosa con certeza: no importa lo que suceda, nunca debe perder la esperanza porque eso es lo único que puede mantenerlo intacto después de los fracasos, lo motiva a esforzarse más.



No sea escéptico acerca de sus capacidades, no se quede corto, tenga determinación y prosperará, la victoria está en sus venas.

Solo necesitas encender la chispa interior.



Las cosas funcionan o no y así es la vida. Tienes que adelantarte a todo lo que te empuja hacia atrás para poder levantarte.

Mantén la esperanza alta en ti mismo, debes creer en tu progreso.

Incluso la esperanza tiene un hermoso significado escondido detrás, p. Ej. H-hold O-on P-pain Extremos en E .



No debes dejarte sufrir al derribar tus esperanzas, recuerda que el dolor es inevitable, lo que está destinado a suceder sucederá, pero el sufrimiento, no lo es.

El sufrimiento es opcional, puede controlar si quiere perder la esperanza y permanecer inactivo o eleva tus esperanzas y enfóquese en tener un fuerte regreso.

Dios está a tu lado, brindándote un apoyo completo junto con sus serenas bendiciones.

Todo lo que necesita hacer es creer y mantener alta su esperanza en Él y, lo más importante, en usted mismo, y verá maravillas que suceden a largo plazo.

Fomento de los versículos bíblicos sobre la esperanza

Fomento de los versículos bíblicos sobre la esperanza

Versículos de la Biblia sobre la esperanza

Estos versículos bíblicos cuidadosamente seleccionados sobre la esperanza me han ayudado a mí personalmente y a millones de personas más. Siempre que me siento perdido y deprimido, estos los versos inspiran que deseche el abatimiento y trabaje en pos de mis metas.

Les insto a que también lean estos versículos durante esos momentos difíciles.

Romanos 15:13

Ahora que el Dios de la esperanza os llene de todo gozo y paz en la fe, para que abundéis en esperanza, en el poder del Espíritu Santo.

Hebreos 11: 1

Ahora bien, la fe es certeza de lo que se espera, prueba de lo que no se ve.

Hebreos 3: 6

Pero Cristo como Hijo, sobre su casa; ¿De quién somos casa, si mantenemos firme nuestra valentía y la gloria de nuestra esperanza hasta el fin?

Gálatas 5: 5

Porque nosotros, por el Espíritu, por la fe aguardamos la esperanza de la justicia.

Hebreos 7:25

Por tanto, también puede salvar perpetuamente a los que se acercan a Dios por medio de él, viendo que vive siempre para interceder por ellos.

Romanos 8: 24-25

Porque fuimos salvos en esperanza, pero la esperanza que se ve no es esperanza. Porque ¿quién espera lo que ve? Pero si esperamos lo que no vemos, lo esperamos con paciencia .

Romanos 5: 5

La esperanza no nos defrauda, ​​porque el amor de Dios se ha derramado en nuestros corazones a través del Espíritu Santo que nos fue dado.

Hebreos 7:19

Porque la ley no perfeccionó nada), y como consecuencia de ello, una mejor esperanza, mediante la cual nos acercamos a Dios.

1 Pedro 1: 3-5

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien por su gran misericordia llegó a ser padre de nosotros para una esperanza viva por la resurrección de Jesucristo de los muertos, para una herencia incorruptible e incontaminada, y eso no desvanecerse, reservado en el cielo para ti, que por el poder de Dios eres guardado por la fe a una salvación lista para ser revelada en el tiempo final.

Colosenses 3: 1-2

Entonces, si fuiste resucitado juntamente con Cristo, busca las cosas de arriba, donde está Cristo, sentado a la diestra de Dios. Pon tu mente en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

Efesios 1:18

Teniendo los ojos de vuestro corazón iluminados, para que sepáis cuál es la esperanza de su llamamiento, y cuáles son las riquezas de la gloria de su herencia en los santos.

2 Corinthians 4:17-18

Porque nuestra leve tribulación, que es momentánea, obra cada vez más en nosotros un eterno peso de gloria; mientras no miramos las cosas que se ven, sino las cosas que no se ven. Porque las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.

Juan 3:16

Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna.

1 Juan 5: 13-14

Estas cosas les he escrito a los que creen en el nombre del Hijo de Dios, para que sepan que tienen vida eterna y para que sigan creyendo en el nombre del Hijo de Dios. Esta es la audacia que tenemos para con él, que si pedimos algo según su voluntad, nos escuche.

Gálatas 6: 8

Porque el que siembra para su propia carne, de la carne segará corrupción. Pero el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará la vida eterna.

1 Juan 3: 2-3

Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha revelado lo que seremos. Pero sabemos que, cuando sea revelado, seremos como él; porque lo veremos tal como es. Todo el que tiene esta esperanza puesta en él, se purifica a sí mismo, como él también es puro.

Romanos 8: 16-17

El Espíritu mismo testifica con nuestro espíritu que somos hijos de Dios; y si hijos, herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo; si en verdad padecemos con él, para que también seamos glorificados con él.

Lee mas: Versículos bíblicos agraciados de la predestinación

Colosenses 1:27

A quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles, que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria.

Filipenses 1: 6

Confiando en esto mismo, que el que comenzó una buena obra en ti, la completará hasta el día de Jesucristo.

Filipenses 3: 13-14

Hermanos, no me considero a mí mismo como para haberme agarrado todavía, pero hago una cosa. Olvidando las cosas que quedan atrás, y extendiéndome hacia las cosas que están delante, prosigo hacia la meta para el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Romanos 8:18

Porque considero que los sufrimientos de este tiempo presente no son dignos de ser comparados con la gloria que nos será revelada.

Más versículos de la Biblia sobre la esperanza en tiempos difíciles

1 Pedro 5:10

Pero que el Dios de toda gracia (que los llamó a su gloria eterna por Cristo Jesús), después de que hayan sufrido un tiempo, los perfeccione, los establezca, los fortalezca y los establezca.

sueño de agua de inundación

Jeremías 29:11

Porque conozco los pensamientos que tengo de ti, dice Yahvé, pensamientos de paz y no de maldad, para darte esperanza en tu fin postrero.

Isaías 43: 1-2

Pero ahora así dice el SEÑOR que te creó, Jacob, y el que te formó, Israel: No temas, porque yo te redimí; Te he llamado por tu nombre, eres mío. Cuando pases por las aguas, estaré contigo; y a través de los ríos, no te desbordarán; cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama se encenderá en ti.

Lamentaciones 3:22

[Es de] las bondades amorosas de Yahweh que no somos consumidos, porque su compasión no falla.

Deuteronomio 31: 6

Esfuérzate y sé valiente, no temas ni tengas miedo de ellos: porque el SEÑOR tu Dios es el que va contigo; no te fallará ni te desamparará.

Tito 3: 4-7

Pero cuando apareció la bondad de Dios, nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, no por obras de justicia que hicimos nosotros mismos, sino por su misericordia, nos salvó mediante el lavamiento de la regeneración y la renovación por el Espíritu Santo. que derramó sobre nosotros abundantemente por Jesucristo, nuestro Salvador; para que, justificados por su gracia, seamos herederos según la esperanza de la vida eterna.

Isaías 40:31

Pero los que esperan a Yahvé renovarán sus fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

Jeremías 17: 7-8

Bienaventurado el hombre que confía en Yahweh, y cuya confianza es Yahweh. Porque será como árbol plantado junto a las aguas, que extiende sus raíces junto al río, y no temerá cuando venga el calor, sino que su hoja estará verde; y no se fatigará en el año de sequía, ni dejará de dar fruto.

Hebreos 11: 1

Ahora bien, la fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.

Romanos 15:13

Que el Dios de la esperanza os llene de todo gozo y paz en la fe, para que por el poder del Espíritu Santo abundéis en esperanza.

Romanos 5: 1

Por medio de él también hemos obtenido acceso por fe a esta gracia en la que estamos, y nos regocijamos en la esperanza de la gloria de Dios.

Deuteronomio 31: 6

Se fuerte y valiente. No temas ni tengas miedo de ellos, porque el Señor tu Dios es quien va contigo. Él no te dejará ni te desamparará.

Salmo 39: 7

Y ahora, Señor, ¿qué espero? Mi esperanza esta en ti

1 Timoteo 6:17

En cuanto a los ricos de esta época, enséñales que no sean altivos, ni pongan sus esperanzas en la incertidumbre de las riquezas, sino en Dios, que nos da abundantemente de todo para disfrutar.

Salmo 71: 5

Porque tú, Señor, eres mi esperanza, mi confianza, Señor, desde mi juventud.

San Marcos 9:23

Y Jesús le dijo: '¡Si puedes!' Todo es posible para quien cree.

Trabajo 5: 15-16

Él salva al menesteroso de la espada en su boca; los salva de las garras de los poderosos. Así los pobres tienen esperanza, y la injusticia cierra su boca.

Salmo 43: 5

¿Por qué te abates, alma mía, y por qué te turbas dentro de mí? Esperanza en Dios; porque volveré a alabarlo, mi salvación y mi Dios.

Salmo 119: 114

Tú eres mi escondite y mi escudo; Espero en tu palabra.

Salmo 33:18

He aquí, el ojo del Señor está sobre los que le temen, sobre los que esperan en su misericordia.

Salmo 130: 5

Espero al Señor, mi alma espera, y en su palabra espero

Salmo 119: 81

Mi alma anhela tu salvación; Espero en tu palabra.

Salmo 9:18

Porque no siempre se olvidará al menesteroso, y la esperanza de los pobres no perecerá para siempre.

2 Corinthians 3:12-14

Por lo tanto, dado que tenemos esa esperanza, somos muy audaces. No somos como Moisés, que se cubría el rostro con un velo para evitar que los israelitas vieran el final de lo que estaba pasando. Pero sus mentes se embotaron, porque hasta el día de hoy permanece el mismo velo cuando se lee el antiguo pacto. No ha sido quitado, porque solo en Cristo es quitado.

Lee mas: Versículos bíblicos alentadores y escrituras inspiradoras

Salmo 146: 5

Bienaventurado aquel cuya ayuda es el Dios de Jacob, cuya esperanza está en el Señor su Dios

Salmo 42:11

¿Por qué te abates, alma mía, y por qué te turbas dentro de mí? Esperanza en Dios; porque volveré a alabarlo, mi salvación y mi Dios.

Tito 1: 1-2

Pablo, siervo de Dios y apóstol de Jesucristo, por la fe de los escogidos de Dios y su conocimiento de la verdad, que concuerda con la piedad, en la esperanza de la vida eterna, que Dios, que nunca miente, prometió ante el empezaron las edades.

1 tesalonicenses 1: 3

Recordando ante nuestro Dios y Padre tu obra de fe y labor de amor y firmeza de esperanza en nuestro Señor Jesucristo.

1 Pedro 1:13

Por lo tanto, al preparar sus mentes para la acción y ser sobrios, pongan plenamente su esperanza en la gracia que se les traerá en la revelación de Jesucristo.

Proverbios 23:18

Seguramente hay un futuro, y tu esperanza no se verá cortada.

Romanos 15: 4

Porque todo lo que se escribió en tiempos pasados, para nuestra instrucción se escribió, a fin de que por la perseverancia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.

Miqueas 7: 7

Pero en cuanto a mí, miraré al Señor; Esperaré en el Dios de mi salvación; mi Dios me escuchará.

1 Pedro 3:15

Pero honren en su corazón a Cristo el Señor como santo, siempre preparados para defender a cualquiera que les pida una razón de la esperanza que hay en ustedes; pero hazlo con gentileza y respeto.

Proverbios 24:14

Sepa que la sabiduría es tal para su alma; si lo encuentra, habrá un futuro, y su esperanza no se perderá.

1 Corinthians 15:19

Si en Cristo tenemos esperanza sólo en esta vida, somos los más dignos de lástima de todos los hombres.

Colosenses 1:27

A ellos Dios quiso darles a conocer cuán grandes son entre los gentiles las riquezas de la gloria de este misterio, que es Cristo en ustedes, la esperanza de gloria.

Efesios 1:18

Teniendo los ojos de vuestro corazón iluminados, para que sepáis cuál es la esperanza a la que él os ha llamado, cuáles son las riquezas de su gloriosa herencia en los santos.

Trabajo 11:18

Y te sentirás seguro, porque hay esperanza; mirarás a tu alrededor y descansarás en seguridad.

Jeremías 29:11

Porque conozco los planes que tengo para ti, declara el Señor, planes para el bienestar y no para el mal, para darte un futuro y una esperanza.

Hebreos 10:23

Mantengamos firme la confesión de nuestra esperanza sin vacilar, porque fiel es el que prometió.

Isaías 41:10

No temas porque yo estoy con vosotros; no desmayes, porque yo soy tu Dios; Te fortaleceré, te ayudaré, te sostendré con la diestra de mi justicia.

Salmo 31:24

¡Sed fuertes y aliento vuestro corazón, todos los que esperáis en el Señor!

Salmo 10:17

Oh Señor, escuchas el deseo de los afligidos; fortalecerás su corazón; inclinarás tu oído.

Joel 3:16

El Señor ruge desde Sion, y da su voz desde Jerusalén, y tiemblan los cielos y la tierra. Pero el Señor es un refugio para su pueblo, una fortaleza para el pueblo de Israel.

Apocalipsis 21: 4

Enjugará toda lágrima de los ojos de ellos, y la muerte no será más, ni habrá más luto, ni llanto, ni dolor, porque las cosas anteriores pasaron.

Romanos 8:25

Pero si esperamos lo que no vemos, lo esperamos con paciencia.

Salmo 71:14

Pero siempre esperaré y te alabaré cada vez más.

2 Corinto I años 4: 16-18

Para que no nos desanimemos. Aunque nuestro yo exterior se está consumiendo, nuestro yo interior se renueva día a día. Porque esta leve tribulación momentánea nos está preparando un eterno peso de gloria más allá de toda comparación, ya que no miramos a las cosas que se ven, sino a las que no se ven. Porque las cosas que se ven son pasajeras, pero las que no se ven son eternas.

oraciones de st gemma

Tito 3: 7

Para que, justificados por su gracia, seamos herederos según la esperanza de la vida eterna.

Romanos 8:28

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, a los que conforme a su propósito son llamados.

2 Corinthians 5:17

Por tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. El viejo ha fallecido; he aquí, ha llegado lo nuevo.

Hebreos 6: 18-19

De modo que por dos cosas inmutables, en las que es imposible que Dios mienta, los que hemos huido en busca de refugio tengamos un fuerte estímulo para aferrarnos a la esperanza que se nos ha puesto. Tenemos esto como un ancla segura y firme del alma, una esperanza que entra en el lugar interior detrás de la cortina.

Salmo 38:15

Mas a ti, oh Señor, espero; eres tú, oh Señor, Dios mío, quien responderá.

San Mateo 11:28

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.

Salmo 33:22

Que tu misericordia, oh Señor, sea con nosotros, como esperamos en ti.

Versículos de la Biblia sobre la esperanza y la fe

Jeremías 29:11

Porque sé los planes que tengo para ti, declara el Señor, planes para prosperar y no dañarte, planes para darte esperanza y un futuro.

Salmo 42:11

¿Por qué, alma mía, estás abatida?
¿Por qué tan turbado dentro de mí?
Pon tu esperanza en Dios
porque aún lo alabaré,
mi Salvador y mi Dios.

Isaías 40:31

Pero los que esperan en el Señor
renovará su fuerza.
Se remontarán con alas como las águilas;
Correrán y no se cansarán,
caminarán y no se fatigarán.

Salmo 121: 7-8

El Señor te protegerá de todo mal.
él velará por tu vida;
el Señor velará por tu ir y venir
tanto ahora como para siempre.

Romanos 15:13

Que el Dios de la esperanza os llene de todo gozo y paz al confiar en él, para que reboséis de esperanza por el poder del Espíritu Santo.

Hebreos 11: 1

Ahora la fe es confianza en lo que esperamos y seguridad en lo que no vemos.

1 Corinthians 13:13

Y ahora quedan estos tres: fe, esperanza y amor. Pero el mayor de ellos es el amor.

San Mateo 11:28

Venid a mí todos los que estáis cansados ​​y agobiados, y yo os haré descansar.

Romanos 5: 3-4

No solo eso, sino que también nos gloriamos de nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia; perseverancia, carácter; y carácter, esperanza.

Salmo 119: 114

Tú eres mi refugio y mi escudo;
He puesto mi esperanza en tu palabra.

Hebreos 10:23

Mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque fiel es el que prometió.

Salmo 31:24

Sé fuerte y anímate,
todos los que esperan en el Señor.

Romanos 8:25

Pero si esperamos lo que aún no tenemos, lo esperamos con paciencia.

Proverbios 13:12

La esperanza diferida enferma el corazón,
pero el anhelo cumplido es árbol de vida.

Salmo 16: 9

Por tanto, mi corazón se alegra y mi gloria se regocija; también mi carne reposará en esperanza.

Salmo 119: 114

Tú eres mi escondite y mi escudo; Espero en tu palabra.

Salmo 130: 7

Espera, oh Israel, en el SEÑOR; porque con el SEÑOR hay misericordia, y con él abundante redención.

Salmo 147: 11

El SEÑOR se complace en los que le temen, en los que esperan en su misericordia.

Proverbios 23:18

Porque ciertamente hay un más allá, y tu esperanza no será cortada.

Isaías 9: 7

Del aumento de Su gobierno y paz no habrá fin, sobre el trono de David y sobre Su reino, para ordenarlo y establecerlo con juicio y justicia desde ese tiempo en adelante, incluso para siempre. El celo del Señor de los ejércitos hará esto.

Isaías 11: 9

No dañarán ni destruirán en todo mi santo monte, porque la tierra estará llena del conocimiento del SEÑOR como las aguas cubren el mar.

Jeremías 17: 7

Bienaventurado el hombre que confía en el SEÑOR, y cuya esperanza es el SEÑOR.

Jeremías 29:11

Porque conozco los pensamientos que tengo de ti, dice el SEÑOR, pensamientos de paz y no de mal, para darte futuro y esperanza.

Lamentaciones 3:24

'El SEÑOR es mi porción', dice mi alma, 'por eso espero en él'.

Daniel 2:44

Y en los días de estos reyes el Dios del cielo establecerá un reino que nunca será destruido; y el reino no será dejado a otras personas; quebrantará y consumirá todos estos reinos, y permanecerá para siempre.

Daniel 12:3

Los sabios resplandecerán como el resplandor del firmamento, y los que llevan a la justicia a muchos como las estrellas por los siglos de los siglos.

Miqueas 4: 4

Pero cada uno se sentará debajo de su vid y debajo de su higuera, y nadie los atemorizará; porque la boca del SEÑOR de los ejércitos ha hablado.

Sofonías 3:17

El SEÑOR tu Dios en medio de ti, el Fuerte, salvará; Se regocijará por ti con alegría, te calmará con su amor, se regocijará por ti con cánticos.

Malaquías 3:16

Entonces los que temían al SEÑOR se hablaron unos a otros, y el SEÑOR los escuchó y los oyó; por eso se escribió un libro de memorias delante de él para los que temen al SEÑOR y meditan en su nombre.

Mateo 25:21

Su señor le dijo: “Bien, buen siervo y fiel; en pocas cosas fuiste fiel, muchas cosas te pondré. Entra en el gozo de tu señor.

Romanos 5: 5

Ahora bien, la esperanza no defrauda, ​​porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo [que] nos fue dado.

Romanos 12:12

Gozosos en la esperanza, pacientes en las tribulaciones, perseverantes en la oración.

Romanos 15: 4

Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que, por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.

Romanos 15:13

Ahora que el Dios de la esperanza os llene de todo gozo y paz en la fe, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.

1 Corinthians 2:9

Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman.

Efesios 1:18

Los ojos de tu entendimiento se iluminan; para que sepas cuál es la esperanza de su llamamiento, cuáles son las riquezas de la gloria de su herencia en los santos.

Colosenses 1:27

A ellos Dios quiso dar a conocer cuáles son las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles, que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria.

1 tesalonicenses 5: 8

Pero los que somos del día, seamos sobrios, vistiendo la coraza de la fe y el amor, y como yelmo la esperanza de salvación.

Tito 1: 2

Con la esperanza de la vida eterna que Dios, que no puede mentir, prometió antes de que comenzara el tiempo.

Tito 2:13

Esperando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.

2 Pedro 1: 10-11

Por tanto, hermanos, sean aún más diligentes para hacer firme su llamamiento y elección, porque si hacen estas cosas, no tropezarán jamás; porque así os será suministrada abundantemente en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

1 Juan 3: 2

Amados, ahora somos hijos de Dios; y aún no se ha revelado lo que seremos, pero sabemos que cuando Él sea revelado, seremos como Él, porque lo veremos como Él es.

1 Juan 3: 3

Y todo el que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.

Apocalipsis 21: 4

Y Dios enjugará toda lágrima de sus ojos; no habrá más muerte, ni dolor, ni llanto. No habrá más dolor, porque las primeras cosas pasaron.

1 Pedro 1: 3-5

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su abundante misericordia nos ha engendrado de nuevo para una esperanza viva mediante la resurrección de Jesucristo de entre los muertos, para una herencia incorruptible e inmaculada y que no se desvanece, reservada. en el cielo para ti, que eres guardado por el poder de Dios mediante la fe para la salvación, lista para ser revelada en el último tiempo.

Lee mas: Versículos bíblicos significativos sobre la amistad

Colosenses 3: 1-2

Entonces, si fuiste resucitado con Cristo, busca las cosas de arriba, donde está Cristo, sentado a la diestra de Dios. Pon tu mente en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

Efesios 1:18

Los ojos de tu entendimiento se iluminan; para que sepas cuál es la esperanza de su llamamiento, cuáles son las riquezas de la gloria de su herencia en los santos.

queso crema receta danesa hojaldre

2 Corinthians 4:17-18

Porque nuestra leve tribulación, que es momentánea, obra en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria, mientras que no miramos las cosas que se ven, sino las que no se ven. Porque las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.

Juan 3:16

Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna.

1 Juan 5: 13-14

Estas cosas les he escrito a los que creen en el nombre del Hijo de Dios, para que sepan que tienen vida eterna y para que sigan creyendo en el nombre del Hijo de Dios.

Gálatas 6: 8

El que siembra para el Espíritu, la voluntad del Espíritu segará vida eterna.

1 Juan 3: 2-3

Amados, ahora somos hijos de Dios; y aún no se ha revelado lo que seremos, pero sabemos que cuando Él sea revelado, seremos como Él, porque lo veremos como Él es. Y todo el que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.

Romanos 8: 28-29

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.

Romanos 8: 16-17

El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios, y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que sufrimos con Él, para que también seamos glorificados juntamente.

Colosenses 1:27

A ellos Dios quiso dar a conocer cuáles son las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles, que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria.

Miqueas 7: 7

Pero en cuanto a mí, espero en el Señor,
Espero en Dios mi Salvador;
mi Dios me escuchará.

Salmo 130: 5

Espero al Señor, todo mi ser espera,
y en su palabra pongo mi esperanza.

Lamentaciones 3:24

Me digo a mí mismo: El Señor es mi porción;
por tanto, lo esperaré.

Salmo 25: 5

Guíame en tu verdad y enséñame,
porque tú eres Dios mi Salvador,
y mi esperanza está en ti todo el día.

Salmo 33:22

Que tu amor inagotable nos acompañe, Señor,
incluso cuando ponemos nuestra esperanza en ti.

Romanos 5: 5

Y la esperanza no nos avergüenza, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo, que nos ha sido dado.

1 Pedro 1: 3

¡Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo! En su gran misericordia, nos ha dado un nuevo nacimiento a una esperanza viva a través de la resurrección de Jesucristo de entre los muertos.

Isaías 61: 1

El Espíritu del Señor Soberano está sobre mí,
porque el Señor me ha ungido
para anunciar buenas nuevas a los pobres.
Me ha enviado a vendar a los quebrantados de corazón,
para proclamar la libertad de los cautivos
y liberación de las tinieblas para los presos.

1 Pedro 3:15

Pero en vuestro corazón reverenciad a Cristo como Señor. Esté siempre preparado para dar una respuesta a todo el que le pida que dé la razón de la esperanza que tiene. Pero haga esto con gentileza y respeto.

Efesios 4: 4

Hay un cuerpo y un solo Espíritu, así como fuiste llamado a una sola esperanza cuando fuiste llamado.

Colosenses 1:27

A ellos Dios ha elegido dar a conocer entre los gentiles las gloriosas riquezas de este misterio, que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria.

Filipenses 1: 6

Confiando en esto mismo, que el que ha comenzado en vosotros una buena obra, la completará hasta el día de Jesucristo.

Filipenses 3: 13-14

Hermanos, no me considero haber aprehendido; pero una cosa hago, olvidándome de las cosas que quedan atrás y alcanzando las que están por delante, prosigo hacia la meta para obtener el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Romanos 8:18

Porque considero que los sufrimientos de este tiempo presente no son dignos de ser comparados con la gloria que será revelada en nosotros.

1 Pedro 5:10

Pero que el Dios de toda gracia, que nos llamó a Su gloria eterna por Cristo Jesús, después de que hayas sufrido un tiempo, te perfeccione, te establezca, te fortalezca y afirme.

2 Corinthians 5:7

Lo que sucedió con Thomas fue una advertencia y una advertencia para las generaciones posteriores para que más personas pudieran advertirse a sí mismas de no ser escépticos como Thomas, y que si se llenaban de dudas, se hundirían en la oscuridad. Si sigues a Dios, pero al igual que Tomás, siempre quieres tocar la costilla del Señor y sentir las marcas de sus uñas para confirmar, verificar, especular sobre si Dios existe o no, entonces Dios te abandonará. Entonces, el Señor Jesús requiere que las personas no sean como Tomás, solo que crean en lo que pueden ver con sus propios ojos, sino que sean personas puras y honestas, que no alberguen dudas hacia Dios, sino que simplemente crean en Él y lo sigan. Gente como esta es bendecida. Este es un requisito muy pequeño que el Señor Jesús hace de las personas, y es una advertencia para sus seguidores (la obra de Dios, la disposición de Dios y Dios mismo III).

Biblia es un tesoro de sabiduría eterna. Todos los fieles deben leerlo para aclararles el propósito de su vida.

Lee mas: Si alguna vez se siente desesperado, también puede leer oración a San Judas para hacer sus necesidades en tiempos desesperados.